La Fundación Lyndhurst identifica e invierte en iniciativas, instituciones, personas y programas que contribuyen a la habitabilidad y capacidad de recuperación a largo plazo de la gran región de Chattanooga.

 

La Fundación llevará a cabo esta misión a través de enfocar sus esfuerzos para la

educación, conservación, arte, cultura, economía, desarrollo y diseño urbano,

revitalización de los vecindarios y la salud física. La intención es tener

una influencia positiva en estos aspectos de nuestra region:

 

Vivir - cómo creamos comunidades prósperas que son únicas, deseables, económicamente viables y de calidad perdurable;

Trabajar - cómo fomentamos la creación de empleos robustos e innovadores;

Jugar - cómo creamos formas en las que podemos relajarnos, competir y disfrutar de nuestro tiempo libre;

Aprendizaje - cómo preparamos a nuestros niños y a nosotros mismos para comprender y relacionarnos con el mundo que nos rodea y satisfacer las demandas del lugar de trabajo;

Movimiento - cómo creamos modos de transporte para movernos de manera eficiente alrededor de nuestra comunidad de forma que se conserven los recursos;

Combustible - cómo alimentamos nuestra infraestructura, nuestros edificios, nuestros vehículos y nos alimentamos de maneras sensatas y eficientes;

Apoyo a la naturaleza - cómo fomentamos una cultura comprometida con la conservación de los recursos naturales que sustentan nuestra calidad de vida y nuestra capacidad para dar cabida a las generaciones futuras